En plena piel

290f9cdbca8c5c55f54130f7c4d505de

Erica Fett

En plena piel
Desnuda embalsamas al verso
que quedó plasmado en tu mejilla
Lo haces mío y lo haces tuyo,
pero con un toquecito del picor de tu saliva
que se escurre por mis bíceps y busca llegar a mis palmas

Desnuda corrompes al verso
que quedó desdeñado en tus pechos
Me buscas de acuerdo a lo que gustas ver,
pero con una pizca de sal de tu sudor
que busca partir mis labios y liberar mi sangre

Desnuda devoras al verso
que quedó adherido en tus muslos
Me dejas sin partes y las separas a tu deleite,
pero derrite mi lengua con el ácido de tu ser
que busca separarme de cuerpo y alma

Desnuda asfixias el verso
que quedó impactado en tu ausencia
Decidiste alejarte de cada palabra prematura,
pero con el agua de mi centro busco resucitarte
y comprender tus pasos en el exterior

Desnuda das luz al verso
que soy yo en tu mirada
Cumples con lo inesperado y retas lo esperado,
pero con el aceite que te define no logro adentrarte a mí
y me conformo con mirarte a lo lejos

Desnuda
Y
Sin

Anthony Acevedo

Llegaste

_DSC9611.JPG

Llegaste a mi, de nuevo,
Y no supe que decir
Mis palabras se perdieron
Mis lagrimas volvieron a surgir.
Esta felicidad que me brindas de momento
Una posesión histérica de tu amor
De tu conciencia,
No estoy solo. Detrás de esta puerta.

Leon Rivera

Ángeles

Apareció como un Ángel ella,
Disfrazada de muerta,
Con su pelo castaño, con esas curvas,
Con su figura reloj de Arena –
La Diosa del Tiempo,
Arena más sólida que’l hierro
Aquí en la mañana, se desbordaban
Mis ganas de haberme levantado en ella.

Comerle esos bembes,
Devorármelos completos
En una eternidad.
Hasta llegar al último momento,
De encarnar la catarsis-
Energética del Big Bang
La fuerza creadora

Jugando entre bocas,
Vas tú, luego yo, se repitió,
Y así sucesivo
Tú me tiras y yo recibo,
Yo te levanto y tú me recibes,
Sucesivamente el orden,
Muere y nace el Universo.

Esta Negra viene de Bayamón,
O de algún lugar por allá,
Donde la isla se consume por el concreto
Aún se preserva la conciencia en el centro
Al ver este clon, lo primero que dijo;
Fue: “Cásate conmigo”

Las manos se mueven solas,
Se trepan por las crestas de su espalda,
Caminan, hasta llegar a los bordes de su quijada,
Acariciándola, grita
“Agarra mi garganta!”
Respondo: “¡Mátame condenada!
Entierra tus dígitos, en mi pescuezo”
Esta negra, este negro,
Los animales insaciables del callejón.
“La pasión es la llave del potencial humano”
Sin embargo, el origen de la existencia
Es una única Ilusión constante, así que
Dejemos de hablar de pendejadas que no sabemos.
Silencio, solo le debemos a Dios una cosa,
Vivir nuestras vidas con sabiduría, sin lamentos.

Mi gran lamento fue; no haberte cogido,
Levantarte de esa trampa, treparte a mi espalda,
No haberte raptado y llevarte para mi casa,
Mi cueva, como si fuéramos una especie de simios.
Ahora quedas por allá, lejos, al otro lado de la isla,
Y yo aquí en este Edén perpetuo, con mis pies en el piso,
¡Que fría la grama!
Y ahora quedas por allí lejos, al otro lado de la isla,
Y yo aquí en este Edén perpetuo, con mis pies en el piso, ¡que fría la grama!

Mauricio Monagas

Tempestad

william_hamilton_prospero_and_ariel

William Hamilton, Prospero

Versos que vienen entre
Estar despierto y el sueño
Un enamorado con la cría,
De sus abuelos
Uno de ellos
Amaba y abandonaba
Sus amores, Elena entre ellas
Tuvo más de once hijos
Por Nueva York y Puerto Rico
Después se desapareció,
no lo he conocido.

Mi otro abuelo, le rompió el corazón
A su esposa, mi progenitora,
También a su hijo, mi padre
Al ver a su padre
El día de su cumpleaños,
Ser le infiel a la madre,
Con la condena Americana
De pelo rubio
Y sus ojos azules.
Su nieto ingrato,
Sigue en sus pasos,
Relacionándose,
Con una Americana,
Peli roja de ojos azules.

Llegue temprano a la barra
La alarma me levanta a las una.
Al subir los escalones
Fui recibido;
Por su solemne sonrisa
Y ella se fue temprano
Bajo los escalones
Antes de oírme declamar
Mis poemas de rabia y amar.
Siempre hay otro individuo,
En sus vidas,
Aun nos enamoramos.

Anoche llego el día,
En el cual los solitarios
Deciden reunirse con sus ex
Parejas, la vida es tan corta
Nos invertimos en una sola persona,
Sin saber el sentimiento
Y el conocimiento que nos perdemos
Cada cual más complejo
Que el mismo mundo
Que le dio el fuego
Nuestra belleza anciana del cielo
Siendo inversionalmente proporcional,
A nuestra maldad, como especie humana.
Como raza, te amaría tan fielmente,
Directamente proporcional,
A como me rehúsa el colonialismo militar,
Derrocaría a todas las ilusiones,
En golpes de estados y revoluciones,
Todo por complacerte.
Veras, este amor se mide en acciones.

En la playa están los pulmones
Apoderados de ese aire de sal cargado
Vivimos por la gracia del sol.

En el restaurant, nos convertimos,
En compañeros, en una cena Christica
En la luna llena, vemos vuestro reflejo

Entonces se desprecia,
Solo miran al alto, al fuerte, al blanco
Desprecian y te niegan
Por la tez de tu piel, negro malvado.

Pero el espíritu libre de Ariel,
Contemplativo, bueno e imaginativo
Se encarna en este ser, además
Hay una cosa que este cuerpo de negro
Me ha dado para llenar a tu ser,
Pero gracias a la iglesia católica
Y la derogación de lo indígena
Ya se ha desmitificado
“El ahogado más bello del mundo”

Esta vida me tiene a las pelirojas
Pero atarme, ¿Para qué?
¿Encontrarme que tiene otro también?

Por esta razón respondí,
“No amo a ninguna”,
En el día de San Valentín
“Las amo a todas”,
Mi profesora dice,
“Pues este no conoce el amor muy bien”

Y hasta que llegue la hora,
Donde amare a una sola mujer,
No creo que voy a poder creer,
En un concepto tan triste como es,
El amor de dos, cuatro o dieciséis,
¿Sera una consagración venerable?
El amor de dos cientos cincuenta y seis
Minutos, con equilibro.
Entre las ilusiones y el respeto.

Mauricio Monagas