Tertulia: La Escena Independiente del Oeste

Fotografías de Ricardo Pérez

Brincábamos cuando caían los cambios, frotamos cuerpos dándole un escape a nuestro libido, aprobamos las ondas místicas con nuestros ojos cerrados. Aceptábamos el amor, inclinando y subiendo nuestras cabezas, con gestos rítmicos. Estábamos en un trance, rompiendo con los tabúes en un escape de la vida monótona. Mientras más cercanos a la tarima, más incontrolables éramos. Inspirando las risas y bailes en los lejanos. Esto es música, esto es la vida.

Cuatro bandas, cuatro metáforas, cuatro seres, cuatro energías. Cuatro dólares, hoy en día, humildes y honestos, lo deberíamos llamar un donativo, en vez de “la entrada”, porque la música funciona como una clínica libre, no se le niega el tratamiento a nadie.

Llegan y provienen de todos los lados de nuestra isla, sangre de San German, Cabo Rojo, Aguadilla, Bayamón, hasta de Rio Piedras. Otros se quedaron desde Ponce. Otros lo mencionaran. Lo llamamos “La Escena” acá en Mayagüez, en donde le damos la vida a una nueva cultura sincrética Puertorriqueña.

En estas fiestas, las mentes artísticas encuentra la paz. En una expresión total de la libertad. Por medio de bailes arcaicos parecidos a algo indígena. Nuestro ritual, una tarima de luces, amplificadores, humo y una unión total de individuos bajo la mente suprema de la música.

Una éxtasis tan natural, que me hace pensar, que nuestra atracción por estas fiestas es parte de un mecanismo biológico placentero, heredado en la genética de nuestros ancestros tribales. Como en los tiempos prehistóricos, cuando las fiestas eran rituales, marchábamos en círculos alrededor de fogatas, con inciensos y redoblando tambores.

Individuales. Somos individuales y le asignamos sentido a todo desde nuestro punto de partida. Las personalidades únicas de nuestros artistas son una reflexión de todo su público. Algunos artistas viven en tangentes experimentales, sonando a la escena underground de Nueva York (a lo Experimental Jet Set).

Otros integran influencias indígenas en su música, con congos, maracas y gandules. Otros actos contienen raíces de la escena primordial de punk en el noreste, o “La Escena” así como lo postula el documental.

Soy fiel creyente que el “punk” no se trata sobre un género específico, si no que el punk es una actitud adoptada por los músicos, artistas y personas que conocen una verdad esencial; si quieres hacer algo bien, hazlo tú mismo. Es una filosofía de vida, que a mi entender muchos músicos modernos seguimos, sin ser conscientes de ella.

No dependemos en la pre-aprobación de grandes corporaciones para grabar y promocionar nuestra música. No dependemos de unos supuestos profesionales para manejarnos. Creamos nuestra propia mercancía, componemos nuestra propia música, promocionamos nuestros propios eventos por redes sociales y en persona bajo flyers.

Somos individuales, pero me gustaría pensar que existe un elemento de cohesión social que nos une a todos.

“Somos pensadores independientes, somos contra-culturales, somos progresivos, connoisseurs, inteligentes y creativos.”

Tengo la pre-concepción que la mayoría de las personas encontradas allí en la Tertulia, el 22 de Enero del 2015, se identificarían con estas características. Hípsters, ¿De adonde carajos viene esta palabra? Un breve análisis lingüístico revela que la base de esta palabra es hip, algo que comparte con la palabra hippie.

Nuestros antecesores que durante la revolución psicodélica de los 60s, generaron el movimiento Bohémico y contra-cultural más significante de la historia Americana. Verdaderamente esa época fue el abono de un siglo de oro en la creación artística y la conciencia social Americana. Nuestro movimiento es una herencia de esto.

image

La palabra ‘hip’ es: “atestiguada desde los 1900s en donde cuyo significado era ser ‘consciente’ o ‘en el saber.’ Al contrario, el antónimo unhip connota aquellos que no son conscientes de su entorno.

“Otra definición popular del termino hip, alega que el origen de esta palabra viene del oeste de África, en donde su significado era “abrir sus ojos”.

Malcolm X definió la palabra “hippy” en su autobiografía como un blanco que era más negro que los negros.

Los primeros hípsters fueron personas que adoraban la vida de los virtuosos bohémicos de jazz. Los viajes de estos artistas, de andar de barra a barra, de pueblo a pueblo, es el estilo de vida que deseamos emular. Es una vida pragmática, “peligrosa”, curiosa y con sustancia.

Viviendo y aprendiendo de un infinito influjo de experiencias y personas nuevas. Nuestros antepasados, los beatniks, eran conscientes de que la música verdadera se escondía en sitios particulares, hoy en dia La Tertulia es uno de estos refugios para nosotros.

El renacimiento del arte, nuestro periodo de oro, necesita surgir ahora. Necesitamos resucitar al Fénix revolucionario que anda encendido entre cenizas. ¿Como lo resucitaremos? Por medio de un sistema de conexiones entre duenõs, artistas, trabajadores, técnicos, y empresarios innovadores, todos unidos buscando el mismo fin: La evolución y establecimiento de un movimiento artístico en nuestra isla. Un arte hecho para provocar estados de conciencia elevados, reflexivos y críticos hacia el ser y la sociedad.

Necesitamos una apreciación hacia el arte que transciende el subjetivismo, y reconoce al virtuosismo. Una conciencia critica que conoce que no todo el arte pertenece a la misma jerarquía de calidad.

Como consecuencia de ser colonia, sin duda la cultura Puertorriqueña ha cambiado. No todas las cosas que heredamos son necesariamente negativas. Esta música de conciencia social, de protesta, los derechos constitucionales, la libertad de religión, alude a los temas de los intelectuales románticos antiguos: Walt Whitman, Edgar Allan Poe, Henry David Thoreau y Ralph Waldo Emerson. Las ideas del Romanticismo, son idénticos a los ideales de los llamados “hipsters”, una veneración hacia las bellezas de la naturaleza, una espiritualidad ecléctica y esotérica, una actitud contra-cultural. Un amor dedicado a toda la existencia.

image

El caminante sobre el mar de nube, de Caspar David Friedrich, 1818.

Los Románticos y Bohemios siempre han sido los agentes de cambios sociales. Su rol en la sociedad es revelar los aspectos absurdos de la sociedad. Este rol no brilla en algún lugar más, que en los cielos de Puerto Rico, en donde la música popular es una herramienta utilizada para embrutecer a nuestra población.

Aquí llenamos coliseos para ver ‘artistas’ sin algún entrenamiento formal, ni conocimiento musical. Es música sin músicos, y son músicos sin instrumentos. Llenan coliseos para escuchar personas “cantando” cosas que las deshumanizan.

Ellos promocionan al materialismo y mantienen a las personas felices con sus temas de “amor”, distrayéndonos de la crisis rampante del mundo moderno. Nadie habla de la austeridad, de la gentrificación, de la guerra de clases, del hambre. Solo cantan sobre los bienes del materialismo y placeres efímeros.

En la actualidad sabemos que la cultura común está obsesionada por el materialismo. Por lo tanto, la mayoría solo escucha música o ve películas que están aprobados por el sistema.

Vivimos jodidos por las manos de políticos sucios y banqueros avariciosos. Cada dia nos jodemos más y más, por menos y menos, mientra ellos trabajan menos y menos, y se ganan más y más.

Es absurdo y dichoso que hoy en dia podemos escuchar música de tan alta calidad de gratis. Ellos se sacrifican, pero pagamos cien dolares para escuchar ‘artistas’ haciendo muecas y gestos pretendiendo que cantan y tocan mientras suena una grabación en el fondo.

Verdaderamente vivimos en el mundo de las ilusiones, donde la gente prefieren ver farsas y payasadas en vez de ser testigos del virtuosismo. Esto es una vergüenza para nuestra cultura. Este comportamiento es una reflexión psíquica de nuestra mentalidad social, de nuestra ceguera hacia el valor de lo auténtico en nuestras vidas.

Las corporaciones no están interesados en promover el conocimiento en las masas. Ellos nos proveen maneras fácil y eficientes de distraernos con el placer. Como diría un cierto pensador muy controversial, “Nos mantienen en miedo para que consumamos.”

Ejemplo: Tu eres un multi-millonario con influencia política, eres dueño de varias mansiones, disqueras, canales y periódicos. Naturalmente, lavas tu dinero para no tener que pagar las condenadas contribuciones. Un dia te llega una propuesta para la grabación de un disco de un pendejo canta-autor.

El canta sobre lo bello que es la vida y lo malo que es la televisión. Canta sobre como los ricos compran a la “justicia” y la redistribución de las riquezas. Habla de lo mucho que odia a los individuos que lavan dinero y públicamente denuncian a los pobres por ser “vagos viciosos”. Denuncia a las corporaciones.

Este individuo empieza a buscar un contrato para publicar su arte. ¿Lo vas a firmar? Seguro que si, entonces le pides que elimine el contenido critico de las canciones, le cambias el genero y lo comercializas. ¿Se reniega? Tienes el derecho al álbum, lo aguantas o publicas sin mucha promoción, para que muera una muerte suave, y su mensaje sea extinguido.

Por esta razón, el sistema, teniéndoles miedo a estos individuos conscientes de su poder, trabajan para crear unas imágenes falsas alrededor de las personas que le prestan atención a estos artistas.

Se enfocan en la apariencia de estos individuos, obviando discusiones de lo que verdaderamente piensan sobre la realidad. Más recientemente, este proceso de intentar de controlar a la contra-cultura, por medio de etiquetas lingüísticas, ocurrió con el rock alternativo durante los 90s. A este movimiento lo denominaron “grunge”, cuando Kurt Cobain y Nirvana verdaderamente eran “punks”.

Los pintaron como una generación depresiva, se enfocaron en los estereotipos y los convirtieron en un truco de mercadeo. Fueron etiquetados de esa manera para vender flanera y controlar la conversación publica acerca de ellos. Nadie le preguntaba a Kurt Cobain sobre sus pensamientos políticos y sociales, los medios lo pintaban como un enfermo, y no como el genio autodestructivo quien el fue en la realidad.

Somos “hipsters”, una frase que beneficia a la agenda del sistema patriarcal neo-capitalista de los Estados Unidos.  Es una frase denigrante como uno la llamaría, un grupo de personas que se les autodenominan de una manera marginante, para así deshacer con sus ideales y cortar conversaciones con una sola palabra.

Nos llaman hipsters por haber heredado una cultura y manera de pensar de nuestra familia, y por no abandonar esto en intercambio por la “felicidad” de una cultura global capitalista. Aunque irónicamente, ciertos aspectos de esta sub-cultura son globales.

Hoy en dia, hay personas que activamente intentan vestirse como hipsters. Otros simplemente nos vestimos de esta manera porque es la ropa que heredamos de nuestros hermanos. Estas etiquetas son una expresión del miedo, del deseo de controlar  y marginar a individuos ‘peligrosos’ para el sistema imperialista.

Ellos no quieren promocionar el verdadero talento. La razón es obvia. Porque son muy pocos los artistas que se dejan controlar, que son marionetas que venden a sus ideales y a su patria, por la plata. Todo esto ocurre, por una sola razón, la avaricia de los demonios en el poder. Ellos destruirán vidas, países, lenguas y culturas, todo por el amor al maldito dolar.

Siéntate un día a leer sobre el origen de las líricas de artistas como Los Niños Estelares, y Immortal Technique, hipi. “La Reserva Federal”, “La dictadura científica acaba de empezar” y “Rich Man’s World” son algunos de los temas que les recomendaría para poder comprender el potencial que tiene la música independiente para abrirle los ojos a la gente. “Canción de la Calle” de Los Petardos! es otro ejemplo excelente.

Las criticas sociales son increíbles, pero para verdaderamente apreciar al mensaje de nuestros artistas tenemos que conocer el origen de tras de las organizaciones y eventos históricos a los que se refieren.

Sus referencias son luces guías, si las indagas llegaras hacia la verdad. Solo cuestionen el propósito detrás de todo. Detrás de las organizaciones, las compañías, las políticas, el mercadeo, los bancos, corporaciones.

Si verdaderamente le pica la curiosidad, para eso existe la internet. Busquen el significado y origen de las palabras, eventos y organizaciones referidas en las letras de estos artistas de la disidencia. Vas a ver que los mejores artistas tienen la tendencia de ser las personas más conscientes sobre los problemas sociales.

Si buscan, les llegara. Les llegara. Solo le doy gracias a todo, al saber que no estamos solos. ¡Brindemos! Al conocimiento, al crecimiento, la sabiduría y la vida. Para revivir nuestra cultura. ¡Brindemos, para que se repitan estos eventos musicales, brindemos por ustedes, brindemos por la verdad, brindemos por la vida!

image

Tertulia: La Escena Independiente del Oeste by Mauricio Mongas is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Escrito por Mauricio Monagas, publicado el 16 de Octubre del 2015.